viernes, 23 de mayo de 2014




Saber que somos insignificantes.
 Que estamos ante una vida, que solo podemos vivir una vez. 
Que cada segundo es un mundo y un motivo para dar gracias.
 Que cuando te caes cuesta mucho levantarse y
 cuando estás arriba caer puede ser en cuestión de segundos,
 y que el amor es lo que nos mueve a seguir hacia adelante, 
a levantarnos cada día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario