viernes, 23 de mayo de 2014

Hasta el final, vamos real.



Y tantos años han echo falta, y tantas lagrimas se han derramado. Dicen que cuanto más cuesta conseguir algo mejor es la recompensa. Mañana es el día, para morir de nervios, para soñar con que la décima venga a casa. Para celebrar los goles como nunca, y para abrazar a todo aquel que tengas al lado. Para sufrir y disfrutar. Porque para muchos el fútbol solo es un juego en el que  veintidós tíos van detrás de un balón. Y que pena. Que pena que no podáis sentir, lo que a mi me hace sentir este deporte, que pena que no podáis vivir estas emociones, estas alegrías y estos nervios.  Ya me muero por poder celebrar que esta champions tiene color, y es blanco. No será fácil, pero más que nunca hay que confiar en que esta vez si, las cosas van a salir bien. Que somos el mejor equipo del mundo, con los mejores jugadores, que estoy segura de que se van a dejar la piel para llevarnos a la gloria. Porque.. ¿Cómo no te voy a querer..?

No hay comentarios:

Publicar un comentario