jueves, 27 de septiembre de 2012





Seamos sinceros. Las historias de amor no existen. 
No existe el amor verdadero. No existe el amor. 
Solo es producto de la imaginación de una de las dos personas implicadas. 
Siempre va a haber una que sienta mucho más que la otra.
 Esa es la que piensa que hay amor, 
y se mete en un mundo imaginario en el que piensa 
que su historia es imperfectamente perfecta, pero esa no es la realidad. 
La realidad es que te paras a pensar y esas cosas que veías perfectas, para nada lo son.
 Las ganas de tener una historia de amor perfecta te imposibilita a ver el lado malo.
Y que mala suerte, tener que darse cuenta, 
de que todo era una mentira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario