miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿Querida vida, que tienes preparado hoy para mi ?



No somos iguales. Nada siempre será igual. 
Nunca algo puede ser todo y nada siempre puede ser algo. 
La vida cambia delante de nuestras narices en un abrir y cerrar e ojos,
 en una sonrisa, una lagrima o un simple cambio de mirada.
 Y ahí es cuando te paras a pensar, piensas y dices; 
hoy solo voy a tener tiempo para ser feliz, 
y ya veré que me depara el futuro mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario