martes, 15 de febrero de 2011

Nadie es imprescindible, 
si se encuentra un buen sustituto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario